too much

too much to read

too much to drink

too much to love

too much to run

too much to eat

too much dream

too much to fly

too much to live?

just enough img_20180505_062009

Anuncios

los miedos: mis miedos

img_20180613_184235

Los miedos  a no encontrarme , a perder, a ser superado por el viento del norte, a quedarme helado cuando me veo en el reflejo del agua al final del día.

miedo a las sombras ocultas del hombre de dos caras, la música falsa que rasga las paredes de la casa roja.

los miedos me recorren, enfrian mi piel, están presentes cuando la luz me quiere despertar del letargo donde se encuentra el alma dopada, cuando hay que correr todavía 100 km y las piernas no soportan un paso más.

miedo a que la luna no salga en las noches de julio, a que las avalanchas que recorren mi cuerpo se detengan, que las letras cesen y que la música corra a otra esquina.

miedo a dejar de volar con los niños humildes que sonríen por el gusto de sonreir; a que los compadres se pierdan en el camino donde habita el flautista a que la bici no ruede cuando voy rumbo a tus brazos de jacarandas moradas.

miedo a que el mañana después de mañana no sea un jueves ni un sábado ni ningún otro día, miedo a no morir y a dejar de vivir.

miedo a no leer los libros que tengo guarados al lado del sofá donde reciden los recuerdos, a dejar de lado alguna carta naútica que indique cómo llegar a la playa filosófica donde residen los poetas enlaurados, entomatados y enfrijolados.

miedo a dejar de ver el sol de frente y a no escuchar al otro, y en actuar hacia donde el corazón va flotando, a saltar por las nubes donde radican los pensamientos de transformación-revolución- reinvención.

miedos aquí y allá, blancos y oscuros, con mounstrous y hombres de traje + corbata, miedos al más allá

y

al más

aca

al otro

y

a

m

i.

 

de qué estoy hecho

estoy hecho de manzanas y plátanos, de yogurth de infinidad de sabores, de litros de café, de agua de limón , de tortillas de harina y de tlayudas, de tus besos y de pláticas nocturnas con Platón, de uvas merlot y de mezcal.

estoy hecho de miedos color púrpura, de ajos, de aceite de oliva con tomates, de carne seca y de Alfonso Reyes y su cuidadosa prosa, de debates interminables con borrachos distinguidos, de óleos de Tamayo y de Miró y de María, de montañas escaladas por Andrés y de un manojo de frustaciones ocasionadas por el diario vivir con la expectativa del entendimiento del otro.

estoy hecho de heridas, de pequeños gritos de dolor, de caidas abismales por senderos sin salida, de Nietzche y de la oscuridad que habita en la boca del lobo que buscaba a caperucita.

estoy hecho de viajes, de maratones, de montañas que cubren el cuerpo de rasguños, de caballos que viven en mi memoria, de pirecuas que nos llevan a Janitzio, de aviones que trasladan a pequeños tiranos.

estoy hecho de sonrisas, de caricias de Paloma, de labios de constelaciones, de luciérnagas que brillan en todo mi ser, e inifinidad de artículos de periódicos de aquí y de alla.

estoy hecho también de esta parte física compuesta por sistemas musculares y nereviosos, del esqueleto y demás, también de eso estoy hecho.

estoy hecho de calles que me transitan, de ciudades que me inundan, de carros que me azotan, de bicicletas que me llevan a tus brazos cuando esta mujer llamada soledad llega al escritorio de madera donde me descubro.

estoy hecho de cumbias y rap, de José Alfrado Jiménez y de Bach, del verano de Vivaldi y del jilguero que habita frente a la casa, de tú voz  y las respiraciones de Morgan, del sonido de las chicatanas al caer después de sus vuelos y del espíritu de Leonardo.

estoy hecho de ilusiones, de transparencias, de sueños sin fin, del color blanco que implica el universo, el todo, de lo invisible, de Comala y de Pedro, del mañana después del mañana donde no existimos, si,

de eso también

estoy

hecho.

IMG_20180610_175938

Desesperaciones con sabor a horchata

tardes efímeras

recuerdos inconclusos

momentos en que queremos lograr el verdor en las plantas olvidadas

perros que huyen por falta de acompañamiento

papeles en blanco en espera de escritores defraudados por algo o alguien

mañanas sin ti,

desesperaciones con sabor a horchara

encuentros con el desencuentro

noches sin luna

ventanas con fondos blancos en espera de pintores de paisajes oníricos (playas, montañas, etc.)

jóvenes que juegan a cambiar el mundo

mujeres y hombres que debaten acerca del rumbo que tomarán las hormigas en julio

y los cactus pasando por desesperaciones con sabor a horchata

img_20180624_182730

 

Saborear un libro

saborear un libro,con ansias alocadas comertelo, esperar ese momento preciso, bajo el árbol, en el baño, en la cama, bajo una luz tenue.

bebiendo un libro, sorbo a sorbo, cada frase, cada palabra, cada idea con limón y azúcar.

saborar un libro y después zamparte cada pensamiento del autor, tal como pan caliente con crema.

saborear un libro, ponerlo en el fogón, desprender sus letras y enviarlas a la hoya con agua hierviendo con tomate, sal, cebolla y una pizca de esperanzas.

beberte en un sólo vaso el pensamiento acuoso del otro.

saborear un libro que está en vísperas de ser puesto en el centro de la mesa del comedor, es un deleite.

adult blur books close up

Photo by Pixabay on Pexels.com

Esperando

Que la lluvia llegue

Que la humanidad sea más dulce

Que el vecino te salude

Que los hijos lleguen

Que las nubes no se entristezcan

Que los novios se encuentren

Que la palabra vibre

Y que tus ojos me vean

Esperando que los carros vuelen

Que las niñas jueguen a la rueda deSan Miguel

Que el soccer alivie las desaveniencias de los hombres

Que la flor no se marchite

Y que las monedas aparezcan

Esperando

El momento adecuado

La respiración precisa

Las luciérnagas que desaparecieron

Y que las armas se conviertan en instrumentos muscialez

Esperando, siempre, algo… quizás que las hormigas nos muestren ell camino indicado a la felicidad.