madrugadas

no sé de ti

la nariz está llena de estragos

Morgan babea los pisos de Trump

me ocupa la falta de baños de los políticos de hoy… todos huelen mal

 

no sé de ti

dejas a los niños en la intemperie del desaso-ciego tomando el viento frío

nos olvidamos de los pies descalzos

encuentras vida en lo banal de los juguetes de los adultos

te casas insospechada-mente con la poesía cursi que encuentras en el escritorio de la vida

 

no sé de ti

huyes por las mañana a sitios donde el limbo le da sentido a tus sueños

la garganta se renueva

las aves comienzan a trinar como despertadores

son las cinco de la mañana en la Timbirimba y aquí las 6

 

no sé de ti

nunca lo he sabido

eres un holograma literario, tu cuerpo son letras que se diluyen con el agua

Santo Domingo aparece gigante ahí en la pantalla lleno de pequeños cuadros y sigo sin saber de ti

la madrugada suena a miedo y a esperanza, a teclas que bailan, a sofás que duermen y a niños que mastican sueños de cocodrilos celestes

no sé de ti

te olvido con el agua que bebo para acabar con los hostigamientos de mi garganta

todo se aclara, te veo ahora, en la madrugada, llena de estrellas y luz, eres una guía perfecta hacia la paz

te olvido y te encuentro

te veo y no sé de ti

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s