No puedo huir otra vez

ahora que las cosas se complican

en las noches oscuras de noviembre

y los dolores regresan

y la presión está ahí en el estómago

no puedo huir otra vez

como lo he realizado infinidad de ocasiones.

El tiempo parece que se ha escurrido

pero sigue ahí

testigo

de mis miedos

de mis caídas esperadas

de mis noches grises

de mi inhóspito caminar

sobre tejas rotas.

Esta vez me quedaré aquí

bajo la luna

meditando sobre la montaña morada

con tu presencia en mi ser.

Esta vez no me escaparé.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s