Jorge Olave sus esculturas se caen en mis ojos llegan al corazón bordean los techos antiguos en Bogotá aparecen ahí entre las tejas, detrás de las chimeneas haciendo algo que no sé o para qué pero atraen hacen pensar me llevan me orientan sus esculturas sin cabeza sentadas al filo de una corniza le dan tus calles un halo de magia Bogotá

Jorge Olave
sus esculturas se caen en mis ojos
llegan al corazón
bordean los techos antiguos en Bogotá

aparecen ahí
entre las tejas, detrás de las chimeneas
haciendo algo que no sé
o para qué

pero atraen
hacen pensar
me llevan
me orientan

sus esculturas sin cabeza
sentadas al filo de una corniza
le dan tus calles un halo de
magia
Bogotá.

 

imagen-13092213-29562738525_0391416d53imagen-12919536-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s