El dorado

Tantos olores por todos lados, a fresas, a vainilla y a canela
Los olores del dorado emborrachan a los marineros que surcan por las olas de la decídia.

El avión amarillo, la selección de fútbol.

Las mujeres usan sus celulares mientras camina sonriente un zombie.

Ahora son olores a chocolate y los recuerdos de los colores de Cartagena que se apoderan del dorado.

Tu,el, yo todos esperamos que dejes los audífonos que te aturden con música de la ignorancia.

Regreso a tus pies que corren por Bogotá en búsqueda de un diseñador que te lleve al origen.

Se arreglan el pelo. Lo restiran como flecha en arco. Limpian sus vidas mientras ven los relojes que se derriten bajo la llegada de los cóndores de acero.

Las hormigas llegan vestidas con traje, con bufandas Rojas, entretenidas con cdlulares, bobadas se alinean al sistema rápido, irritante en que transcurre el paso del sol.

Tantos olores a tierra húmeda y a sonrisas de caramelo rodean este domingo al dorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s