No me queda más que rendirme ante tanta y tan deliciosa literatura que se escribió y se escribe

Cada paso encuentro letras maravillosas de escritores caribeños luego otros suecos y
luego leo a estudiantes,
Después poesías bordadas por niños, luego premios Nobel de literatura y todos tienen la magia del espíritu humano

Me rindo ante  su grandeza, misterios.

El poder de las palabras me llega como el viento y el sol por todos lados.

Me rindo ante la literatura. Es infinita. Es indomable. Es una oportunidad  constante para reinventarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s