Ojos de almendra

Siempre estas aquí
Cuando de pronto el viento ha decidido llevarte a viajar
Entre las luces que abren
Las jacarandas.

En la manana una ave tocó mi puerta.
Huyó cuando le dijé que no estabas.
No habló.

Ahora que te has marchado entre las nubes grises. Tu presencia vive en mi piel.

Reconocí en el ave tus ojos de almendra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s