El camión 

Va volando por las calles agujereadas por los años de descuido 

Pasa por el barrendero, la abuelita , los niños que van al escuela, las amas de casa que van organizando el mundo , por jóvenes marxistas y otros no tanto, se para y acelera, el camión es un toro. Tienes que agarrarte de algún sitio o practicar el surfismo alfastico.

Hay princesas y príncipes en los camiones. Hay ocasiones que son latas de  atún donde apenas y se puede respirar. Otras el viento corre singularmente por todos lados.
Se escucha a la sonora dinamita, los hombres G, los Beatles y en ocasiones hasta un minuet de Bach.

Hay algunos olvidados, sin ventanas, que apenas cumplen su función.  De recorrer las venas del pueblo acrecentado.

Trabajan todo el día como buenos obreros jóvenes con muchos años encima.

Los camiones. Tan grandes llevan a tantos. Hacen coincidir al campesino con el pintor en la misma banca , al que lucha contra los transgénicos y a los neoliberales. Punto de encuentro momentáneo en este camino que hemos tenido a bien llamar vida.

El camión , transporte de vidas e ilusiones, baila alegremente por las calles en busca de pequeños puntos que habitan en un pequeño planeta llamado tierra perteneciente a uno de los tantos universos.

Camión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s