a veces simplemente me olvido de mi y soy enteramente feliz. 

a veces simplemente mis proyectos

los dejo colgados en la ceiba de mis amores

para dedicarme

expresamente a sonreír

y a tomarlos de las manos

para caminar hacia

donde la luz les indique

serán instantes

pero son los que más llenan la vida de este hombre imperfecto.

a veces, dejo todo de lado, mis horarios, mis rutinas, mis locuras

para centrarme en tus ojos, en los de los niños, y volar juntos por el sureste del universo.

a veces simplemente no puedo escribir, no puedo correr, no puedo leer… porque me encuentro feliz rodeado de tus brazos de ceiba y del alma de los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s