Olor a mujer cariñosa que vive en los pétalos de un edificio gris con una luz roja

Olor a tus cabellos a las noches en la playa vuelos bajo las estrellas fulgurantes enredados entre Gardenias

Olor a tus fragancias nocturnas donde viajas en mis sueños

Olor a los diálogos religiosos entre nuestras manos entre los postes que cuelgan  luces positivistas anacrónicas sin hojas sin flores

Olor a escapes poéticos de Neruda que vive en el smog citadino queretano olor a pequeñas sonrisas que vuelan entre tu cuerpo entre el Maguey donde habitan tus deseos

Olor a avenidas donde transito todas las noches para encontrar en las sombras tus recuerdos amarillos olor a tecnología absurda que envuelve árboles frágiles que detienen pensamientos egoístas

Olor a soledad que se cubre con paraguas de la tormenta de ansiedades

Olor a recuerdos a viajes a instantes de colores púrpura decolores fastuosos

Olor a miedo por la pequeñez que habita en la ignorancia de la negación

Olor a mujer cariñosa que vive en los pétalos de un edificio gris con una luz roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s