a veces el viento de octubre va llevándose los últimos recuerdos de tu presencia

a veces la noche cobija los dolores que dejaron los hombres blancos en las tierras indígenas

donde la tortilla no alcanza,

a veces nada importa más que la mano que te da la vida cuando la respiración se ahoga con las

arrobas donde viven tus rencores.

a veces la luna llega con sus caricias para tranquilizar los espíritus que buscan la guerra en casa respiración.

a veces te consumes en las compras de ilusiones pasajeras.

a veces,  a veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s