mañanas de lluvia en Oaxaca

la mañana fresca en Oaxaca, 
la lluvia torrencial se llevó algunas cosas de la ciudad,
pero la dejo húmeda.
Vivaldi
se escucha por todo
el zócalo
en el segundo piso
se ven los laureles
que guardan la catedral
destino de hombres
de todos colores.
los profesores
luchan en el centro de México,
muchos no lo entienden,
muchos lo apoyan,
los que se quedan perplejos
son los niños,
algún día comprenderán
comenta una voz sabia que emana
de una chicatana.
el vaso de agua queda
a la espera
de unos labios,
los óleos
se antojan
pero
inmóviles
observan aun escritor,
el viento
acaricia sus recuerdos.
afuera
todo es México,
las banderas,
el llamado informe de gobierno
y Vivaldi sigue con su violines
azules
inquietando el alma
de la hormiga que transita en el camino verde
que lleva
a la iglesia de la sabiduría,
el amor aguarda en la mano
izquierda
del escritor
a una mujer que duerme desnuda
frente a sus ojos.
la mañana fresca en Oaxaca,
la lluvia dejó el día
lleno de humedad,
tus labios,
el vaso,
el óleo
y la tierra donde
sembrará el hombre
su amor más profundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s