el poeta deshidratado

no hallo

la voz
que le da
sentido
a la escritura,
no encuentro
el ritmo
ni el son
en que el alma
va agitando
sus fibras.
parece que se perdió
todo
con el huracán,
las letras,
los poemas,
las frases,
las noches
estrelladas y los días
bajo la ceiba.
no hallo
por ningún lugar
el motor que genera
partituras donde las
melodías
van sonando
al ritmo del corazón del niño
genio que llora
por que le robaron su paleta tutsi pop.
parece que se fue
el aliento literario
de parranda
con la tarde de un día de septiembre.
después  se enamoraron y
lo abandonó.
no hallo por ningún espacio-lugar-memoria
las letras
que bailan con el poeta  en las
tardes grises.
lo han abandonado a su propio destino,
se quedo sólo en el rincón de la cantina
buscando
a la inspiración
que lo traicionó.
el poeta languidece
cuando no encuentra
la palabra adecuada,
la musa de mirada profunda,
el tango añorado,
ni la poesía que emane con sencillez de su triste pecho.
la resaca invade las manos del escritor,
nada emana,
la canícula ha llegado,
la muerte se acerca,
una gota
de creatividad busca
el poeta deshidratado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s