el tiempo se expande inexplicablemente

largas y más largas

pasan las horas
sin respuestas de los pequeños dictadores.
esperar y esperar
a que llegue el agua fresca
a la mesa del diván
para aclarar las dudas que tienes.
largos los segundos parece que no
avanzan
y te sigo esperando benévolamente
en el sillón negro donde radican los ladrones
de la educación.
el tiempo se expande inexplicablemente
por toda la atmósfera
envolviendo las pequeñas esperanzas costeñas
de encontrar en Takeda
la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s