luna

no llegaste,

te esperé toda la noche.
las gotas no cesaron
y tú nunca te apareciste.
te busqué en el parque
y en la azotea,
te busque en sus ojos
y detrás de la catedral.
no te encontré por ningún lugar.
el cielo y sus gotas y esas mujeres blancas escurridzas
que usaron vestidos obscuros no dejaron que te encontrará.
supe que llegaste, después,  era tarde ya alguien más había robado mi alma.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s