tren de la India

té negro de la india llega,
entra por la ventana
oeste
de los labios,
despierta
los sentidos
dormidos.
amargo
poco a poco
recorre
todos los túneles
que llevan
a la panza
adolorida
por los sueños
de comer
letras
solamente.
té negro
con agua blanca de vaca vallista,
que se desliza como
tren
por todo el cuerpo
con su oscuridad ténue
por la leche
va reanimando
a la mente
flácida
que descansa
en el pegostioso
sofá.
té negro huye
se evade
por el baño,
como llega
se va, hace visita de doctor.
el bien está
hecho,
el tren
de la India, hizó lo suyo… sigo de pie con los ojos
parados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s