el ácido

cada segundo que transcurre

en la habitación de la mente
o en jardín de tus recuerdos
mi actuar
se vuelve más ácido
e irónico,
las tardes cambian de color
y los amarillos
no aparecen en el amanecer.
las cosas se vuelven
insípidas
y las conversaciones
continuamente
más tediosas.
llega
la tarde y una desesperación
corroe todas mis células,
siento que voy a explotar
en cualquier instante
y que mis células estarán  unas
salpicadas en los libreros
otras
cayendo de un cuadro
de un búho
y las últimas
impregnadas en
los rostros zapotecas
del barro negro
que vuelan
en las alturas
de la sabiduría.
cada instante
me vuelvo
más
ácido
y lejano
a las
convenciones
sociales.
el aire se vuelve
denso
las noches calurosas
y yo no
encuentro
el sabor…
me estoy volviendo ácido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s