Yo, Picasso

Yo, Picasso 30 abril 2013
Pablo Picasso en Cannes, en 1957.
Con motivo del cuarenta aniversario de su muerte, el cincuenta de la creación del Museo Picasso de Barcelona y el décimo del Museo Picasso Málaga -que lo celebran con sendas exposiciones-dedicamos un número completo al pintor más influyente de los últimos cien años

El pistoletazo de salida lo han dado, casi simultáneamente, Barcelona y Málaga, donde para celebrar el cincuenta y el décimo aniversario de la creación de sus respectivos museos Picasso han programado dos extraordinarias exposiciones. La primera reúne los autorretratos de un artista, convertido en mito, sobre el que aletean un sinfín de leyendas. A través de los autorretratos del pintor se puede comprobar su evolución física y artística. “Pinto como otros escriben su autobiografía. Mis telas, acabadas o no, son como las páginas de mi diario, y como tales, son válidas.

El futuro escogerá las que prefiera. Tengo la sensación de que el tiempo pasa cada vez más deprisa. Soy como un río que sigue fluyendo, arrastrando árboles arrancados de cuajo por la corriente, los perros reventados… Lo arrastro todo y sigo. Cada vez tengo menos tiempo ymás cosas que decir”, confesaba Picasso cuando ya era un creador consagrado y se había inmortalizado en numerosas telas y dibujos.

Antes, como exhibe el museo inaugurado hace diez años en su ciudad natal, el joven Picasso mostraba ya grandes dotes para el dibujo y la pintura. Tras vivir en distintas ciudades españoles, el pintor y escultor decide en 1904, con 23 años, trasladarse definitivamente a la capital francesa, instalándose en Montmartre.

Allí, en el epicentro del mundo por aquel entonces, se inauguraría tras sumuerte elmuseo que lleva su nombre. Picasso y su larga sombra han marcado la historia del arte contemporáneo y para sorpresa de muchos, que creían que el genio malagueño estaba muerto y bien enterrado, se ha adentrado en el siglo XXI como un violento tornado, eclipsando de nuevo el trabajo de un sinfín de colegas e influyendo en el de generaciones muy posteriores.

Cuando todavía recordamos la gran exposición del pasado invierno en Nueva York, Picasso en blanco y negro, nos hemos adentrado en otra estación con un auténtico festival dedicado al pintor más influyente de los últimos cien años.

Málaga, la ciudad donde nació Picasso; Barcelona, la urbe que lo acogió y lo introdujo en la modernidad; París, la metrópoli que lo atrapó, lo enamoró y lo encumbró, y la Costa Azul, un marco salpicado de pequeños pueblos donde el autor de Las señoritas de Aviñón yGuernica encontró refugió, están de celebraciones por distintos  motivos. 2013 será, sin duda, otro Año Picasso, en el que se conmemora, para empezar, el 40 aniversario de su muerte en 1973.

Cerrado durante los últimos años por reforma, el centro, que ha recaudado importantes sumas de dinero por prestar su fabulosa colección depicassos a distintos museos de todo el mundo durante el último lustro, reabre el próximo verano sus puertas con una museografía.

El punto y seguido a estas celebraciones lo pondrá Mónaco, donde se inaugurará el próximo mes de julio la exposición Picasso y la Costa Azul. Lejos de difuminarse, la figura del pintor sigue creciendo, expandiéndose a lo largo y ancho del mundo, redibujando su vida y su obra: si semarcaran en unmapa todos los itinerarios que he recorrido y se unieran con una línea, ¿No parecería quizá un minotauro?

Rafael SIERRA / Director de Descubrir el Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s