Un rap para Mozart impacta a Bellas Artes

El lunes por la noche se presentó la pieza de Sergio Cárdenas, que formó parte del programa “La consagración de la primavera, a cien años de su creación”, que festejó la obra de Stravinsky

FUENTE: EL UNIVERSAL 

 

Foto: Vanguardia/Especial

Foto: Vanguardia/Especial

México, DF. La de Sergio Cárdenas es música que no deja impasible a nadie. Al menos así lo se constató la noche del lunes cuando su pieza The flower is a Key (Un rap para Mozart) irrumpió en el palacio de Bellas Artes.

Con los ojos entornados y mirando de un lado hacia otro, la gente que asistió al recinto no sabía cómo reaccionar ante la mezcla de rap, un acentuado ritmo recargado en las percusiones del ensamble Tambuco y las melodías -algunas de ellas, trozos de obras mozartianas, como el Lacrimosa de su Requiem- que Guadalupe Parrondo y Rodolfo Ritter mezcablan en los dos pianos en los que antes habían interpretado Suite para dos pianos en Fa sostenido, de Dmitri Shostakovich (1906-1975) y La Valse, de Maurice Ravel (1875-1937).

Algunos reían nerviosamente mientras dos grupos de jóvenes raperos gritaban “¡Mozart, Mozart!”, al contestar a Pablo Chemor y Luis Gerardo Villegas (ambos con formación musicalprofesional) que estaban ubicados en distintos lugares del recinto haciendo rap ante la sorpresa de los visitantes más puristas del recinto.

Dos pantallas LED, donde se proyectaban imágenes del genio de Salzburgo y vistas caleidoscópicas, complementaban el dinámico escenario del palacio. Incluso Parrondo y Ritter, que momentos antes habían salido a escena vestidos de sobrio negro, lucían atuendos ad hoc con la propuesta musical de Cárdenas.

“En el campo/el padre de un niño le pide silencio/para que escuche hablar a Dios/El niño acerca su oído/al tronco de un árbol/y el crujir de sus ramas/le hace escuchar un alma…”, inició la obra, basada en el poema del mexicano Dyma Ezba.

La versión original de esta obra fue escrita en Ansbach, Alemania, en septiembre de 2001, por encargo de Los 12 Violonchelistas de la Filarmónica de Berlín, a quienes está dedicada. También existe la versión para orquesta sinfónica y la que ayer se ejecutó, para dos pianos y percusiones. En todas, la presencia de raperos le da el espíritu a la pieza.

La reacción del público tardó unos segundos en llegar pero por fin, cuando las personas salieron de su asombro, el palacio de Bellas Artes se llenó de aplausos. Los músicos llamaron al compositor, que se mostró agradecido ante la ovación.

Celebran la creación de La consagración de la primavera

Luego del intermedio Parrondo, Ritter y Tambuco percusiones se unieron a los festejos por los cien años de la composición de La consagración de la primavera, que Stravinsky estrenó en el Teatro Champs-Élysée, París, el 29 de mayo de 1913.

Paisajes proyectados a través de las pantallas LED mostraban también retratos del compositor ruso. La colorida mezcla se compactó con el revolucionario sonido de esta centenaria obra que, la noche de su estreno el siglo pasado, causó tal revuelo -rechiflas y desaprobación por un lado y ganas de ser conocida por el otro- que la policía parisina tuvo que intervenir.

De encore, los músicos repitieron Un rap para Mozart

http://www.vanguardia.com.mx/unrapparamozartimpactaabellasartes-1724548.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s