agonizando

a veces la vida
agoniza.
bueno
realmente
uno en ella
(en la vida)
la sed de alegría
se ha esfumado
y sólo existen
ganas
de beber desamor.
a veces uno agoniza.
el mundo
pierde
su sabor
la vida se cae
como bola
de cristal
quedando en pedacitos.
ni el ritmo de Bob Marley
ni  las letras de  Bily Joel
ni las explicaciones de la modernidad líquida de Zygmunt Bauman
tranquilizan el alma.
la sed de aventuras matutinas ha desaparecido y
la agonía corroe
los pies
y el espíritu.
las galletas están esperando
que llegues para irse
a otra
casa
más tranquila.
la sed
de tristeza
abunda.
no me escucho y
huyo
búsqueda
de agua de felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s