De vez en cuando date tiempo para leer, para vivir, para comer, para amar.

De vez en cuando date tiempo

para leer despacio

para desayunar cada una de las letras

y digerir los poco

a poco a Whitman

y dialogar con Séneca.

De vez en cuando date tiempo

para escribir cada texto

con pasión

fiel

y

que cada

palabra

lleve

impresa

tu alma.

De vez en cuando date tiempo

para ver a los ojos

profundamente

como si estuvieras buscando

un tesoro

en el mar

de sus ojos.

De vez en cuando date tiempo

para comer

suavemente una tortilla

de harina

o de maíz bajada

del comal.

De vez en cuando date tiempo

para besar en los

y temblar 

en todos los pedazos

de piel, de músculos

de átomos

que componen el cuerpo .

 

De vez en cuando date tiempo

de charlar y escuchar

y reír

y escuchar nuevamente

hasta

que la otra

se cansé

satisfechamente.

De vez en cuando date tiempo

para olvidar el pasado

y de lo que viene.

Deja de lado el tiempo

para vivir en

el hit et nunc.

Date tiempo de amar

largamente

de tomar sus cabellos

de acariciar

su oído

de hablar despacio

y fijamente

al corazón

de caminar

juntos

por las nubes

blancas

y de ver en

su vida

la tuya

juntos

de la mano

frente al sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s