Los kapoks y los sedos inundan el cuerpo con la llegada de la polinización

Los kapoks y los sedos inundan el cuerpo con la llegada de la polinización  
eciólulos se enredan  con el ápice del pecíolo
los pseudoestambres bailan por los brazos de la pentandra.  
kapoks, sedos, pseudoestambres, pecíolos van atiborrando los ojos del caminante
de las selvas citadinas.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s